Phytophthora capsici

Tizón del pimiento

Aspectos generales

Phytophthora capsici es un patógeno oomiceto que provoca la marchitez y podredumbre de frutos y raíces del pimiento y otros cultivos comerciales importantes.

Ciclo de vida y aspecto del tizón del pimiento

Las especies de Phytophthora son organismos muy destructivos que pertenecen a la clase Oomycetes y, por eso estrictamente hablando, no son hongos. Se desarrollan con temperaturas del suelo entre 15 y 23 °C y un contenido de agua mayor que el necesario para un crecimiento óptimo del cultivo.

Phytophthora inverna en raíces, tubérculos y bulbos infectados o en el suelo en distintos estadios: a modo de oosporas (esporas sexuales de dormancia), esporangios (estructuras especiales que o bien germinan directamente o bien producen zoosporas), clamidosporas (células del micelio de paredes gruesas y resistentes a la desecación) o de micelio. Las zoosporas se forman a partir de las estructuras hibernantes que infectan el hospedador. que son esporas con flagelos, para facilitar su desplazamiento por el agua. La infección suele producirse de la raíz al pie, pero también se puede observar una infección directa del pie. Los exudados procedentes de los ápices de las raíces promueven la germinación y atraen a las zoosporas. El patógeno se desarrolla en el tallo y en la superficie de la planta y se forman nuevos esporangióforos (estructuras que contienen esporangios, un tipo de esporas) con esporangios que se desarrollan de las estomas. La infección secundaria se produce bien por germinación de los esporangios, bien por zoosporas producidas por los esporangios. Para que exista germinación en las partes aéreas de la planta, se precisan hojas húmedas.

La dispersión se produce por viento y lluvia, que causan la caída del patógeno al suelo desde las plantas infectadas. La dispersión en el suelo se produce por el agua, puesto que las zoosporas se desplazan por este medio. Esto explica por qué la enfermedad se propaga con mayor rapidez cuando el contenido de agua del suelo o del sustrato es mayor que el normal para el crecimiento óptimo del cultivo.

Cómo prevenir el tizón del pimiento

  • Aplique medidas de higiene, como limpiar la maquinaria y herramientas, destruir los montones de residuos, retirar los restos de raíces y hojas infestadas
  • De ser posible, elija cultivares resistentes o menos susceptibles
  • Procure no irrigar en exceso y preste atención al riego por aspersión, puesto que un elevado contenido de agua en el suelo y las salpicaduras de agua promueven la enfermedad. Asegure un secado y curación rápidos de las heridas, facilitando la circulación de aire.
  • Desinfecte las soluciones nutritivas que se recirculan.

Prevenga las enfermedades en las plantas optimizando el potencial de las mismas, así como la resiliencia del cultivo.